El Principado de Asturias posee una gastronomía tradicional con siglos de existencia. Sus recetas más antiguas evocan recuerdos, proporcionan bienestar emocional, al estilo de la casa de los abuelos. Algunas son: La fabada, el pote asturiano, el pastel de cabracho, el cachopo, el pitu caleya, los tortos de maíz, los frixuelos y el carbayón.